5 ideas para cuidar la naturaleza desde un entorno urbano

5 ideas para cuidar la naturaleza desde un entorno urbano

Hoy, 3 de marzo, celebramos el día mundial de la naturaleza y, en Invicta Electric, queremos mostrar diferentes vías para cuidar y preservar el entorno natural

La naturaleza es nuestra gran aliada y sus elementos nuestro mayor regalo. Árboles, ríos, montañas, mares, especies de toda clase… han sido puestos ante nuestros ojos y manos para admirarlos, disfrutarlos y extraer de ellos grandes beneficios. Eso sí, sin necesidad de causarles ningún daño.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la creación de grandes urbes y el impacto de los seres humanos en el espacio, la naturaleza y esos elementos imprescindibles que la conforman, se han visto devastados, en un verdadero estado de peligro.

De hecho, entre las principales amenazas de la vida silvestre, tanto para la flora como para la fauna, están el cambio climático, las emisiones de efecto invernadero o la utilización de tratamientos químicos para aumentar el crecimiento de plantas o alimentos que no corresponden a esa temporada en concreto.

Por eso, hoy, desde Invicta Electric, plenamente concienciados con estos problemas y con el deseo inalterable de preservar la vida silvestre, lanzamos cinco ideas que, desde nuestras ciudades, podemos empezar a implementar. Ideas que generarán un enorme cambio en nuestras vidas (comenzaremos a ser más conscientes), en nuestro entorno y en el planeta en su conjunto. Porque, como alguien sabio dijo una vez: “Gente pequeña en lugares pequeños haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo”.

Descubre 5 ideas para empezar a cuidar la naturaleza:

  1. Cocina con productos de temporada y desperdicia menos comida

Actualmente se cocina con alimentos que no son de temporada. Producir estos alimentos conlleva una elaboración mucho más cara y, además, mucho más perjudicial para la naturaleza. Además del esfuerzo que supone llevar los alimentos de un país a otro.

Por eso, lo mejor que podemos hacer desde nuestras ciudades, desde nuestras casas y cocinas, es consumir productos que pertenezcan a ese momento. Mucho más sanos y con un beneficio claro: proteger el medio ambiente.

Productos de temporada
Productos de temporada

Aquí puedes encontrar los alimentos clave a consumir en los diferentes meses del año.

Además, sería conveniente que intentásemos desperdiciar menos comida y que llevásemos a cabo la llamada “cocina de aprovechamiento”, con el objetivo de sacarle partido a todo lo que compramos.

  1. Visita restaurantes y establecimientos con productos ecológicos

Los alimentos ecológicos cumplen con un reglamento estipulado, que establece que los alimentos vegetales deben estar libres de pesticidas, herbicidas e ingeniería biológica, así como de abonos sintéticos o radiación ionizante.

Por su parte, los alimentos de origen animal, deben tener: una alimentación natural y acceso al aire libre.

Un reglamento que muchos establecimientos tienen en cuenta a la hora de adquirir sus productos, ofreciendo a sus clientes los alimentos más saludables y, en consecuencia, los más ecológicos del mercado.

Descubre aquí restaurantes en Madrid que destacan por su implicación en este tema; famosos por estar realmente concienciados con el cuidado de la naturaleza. Entre estos restaurantes, también destacan los vegetarianos, que suelen tener en cuenta el origen de los productos que compran.

 

  1. Participa de forma activa en un huerto ecológico

Una de las iniciativas más interesantes para todos aquellos que deseen integrarse en un mundo sostenible y estar más cerca de los productos ecológicos que hemos comentado, es participar en un huerto urbano ecológico.

Una iniciativa que ha experimentado un crecimiento reseñable, llegando a los 20.000 huertos urbanos en el año 2.020. Plantaciones que podemos encontrar en 400 municipios de nuestro país, con un tamaño aproximado de 75m2 y llegando a los 500m2 en algunos casos.

Huerto ecológico
Huerto urbano ecológico

Además, tienen muchos beneficios:

  • Nos ayudan a aprovechar el espacio de forma sostenible. Podemos utilizar parcelas abandonadas o solares para comenzar nuestro proyecto y abastecer a todo un barrio.
  • Aprovisionamiento de alimentos locales. Los productos que se cultivan en los huertos urbanos son ecológicos, saludables y gratuitos.
  • Creación de nuevos empleos. Jardineros y personal de mantenimiento son parte del equipo profesional necesario en estas parcelas.
  • Cinturones verdes. Parques naturales, jardines o huertos urbanos benefician enormemente la generación de cinturones verdes, capaces de detener la contaminación atmosférica.

 

  1. Utiliza un vehículo eléctrico en tus desplazamientos urbanos

Siguiendo ese mismo objetivo: detener la contaminación atmosférica en las ciudades y limpiar el aire, una de las mejores alternativas que podemos adoptar es el uso de un vehículo eléctrico en nuestros desplazamientos. Patinetes, bicicletas, turismos o scooters eléctricos son un buen aliado para llegar a cualquier lugar dentro de grandes, medianas y pequeñas ciudades, que verán un cambio significativo en la calidad de su aire y podrás respirar con tranquilidad.

 

Vehículo eléctrico
Desplázate con un vehículo 100% eléctrico y no contamines absolutamente nada

 

Lo ideal para elegir el vehículo eléctrico óptimo, es repasar nuestras necesidades de transporte diarias y, en base a eso, determinar cuál es el vehículo que puede cubrirlas. Teniendo siempre en cuenta que nuestras emisiones de dióxido de carbono serán iguales a 0.

  1. Predica con el ejemplo:

La educación de los más pequeños (y de adolescentes) en relación a este tema, es una gran responsabilidad que recae directamente en nosotros: los adultos. Los encargados de adoptar los cambios necesarios para vivir en un mundo más limpio y, por tanto, menos perjudicial para la salud; y trasladárselos a los más pequeños, para que empiecen a ser conscientes.

Y tú, ¿Qué idea añadirías para cuidar de la naturaleza y el medio ambiente cada día?

 

 

 

Parte superior
Concesionario Digital